Comunicado a los clientes de BVA

Tras las últimas decisiones de la dirección de Manzaneda respecto a las escuelas de esquí, queremos informar a nuestros clientes que BVA ha sido apartada de la gestión de la escuela Oficial de Esquí de Manzaneda tras realizar MEISA un “pseudo concurso” en unas condiciones que consideramos no se ajustan a derecho. Es por ello que BVA no ha aceptado tales condiciones ya que aceptarlo implicaría gestionar nuestra empresa sin cumplir con todas las obligaciones legales que corresponden y no podríamos ofrecer un servicio de calidad a nuestros clientes.

Entre otras cosas MEISA quiere recibir un 25% del precio bruto de las clases, eso obligaría a nuestra empresa o bien a no cumplir con las obligaciones fiscales y laborales de nuestros trabajadores o bien perder dinero por cada hora trabajada.

Así mismo el precio que ofrecen para las clases de grupos organizados por la estación y diputación es de 4,75€/persona/día. Impartiendo 3h en temporada baja y 4h en alta lo que sale 1,18€/h por alumno en este último caso.(toda esta información se encuentra públicamente disponible en el perfil del contratante de la web de la estación). Os dejamos a la imaginación cuantos alumnos hacen falta por grupo para poder pagar simplemente el coste del monitor mas seguros sociales y gastos generales de la empresa. (Un TD1 cobra en torno a los 15€/h neto).

Así mismo ofrece una “exclusividad en el servicio de clases de la estación” algo que está más que resuelto en diferentes Tribunales de Competencia Españoles como práctica que no se ajusta a derecho.

De igual forma queremos comentaros que BVA seguirá ofreciendo el servicio de Escuela de Esquí como venía realizando hasta el momento en nuestras nuevas instalaciones donde tendremos ¡UN MONTON DE NOVEDADES!

Desde aquí queremos agradecer a todos nuestros clientes por haber confiado en nosotros y esperamos que sigan haciéndolo como hasta ahora y de igual forma agradecer a los trabajadores de la estación por el trato que hemos recibido en todo momento a pesar de las grandes presiones recibidas por la actual gestora de la estación estos últimos años.

Say Something